miércoles, 22 de enero de 2014

SOLOMILLO CURADO

Hoy en día conservar la carne en optimas condiciones, no es muy difícil, gracias a toda las cosas de las que disponemos, frigo, congelador, maquinaria de vacío, tupper, albal, bolsas, etc... Pero las técnicas de hacerlo nos vienen de nuestros ancestros, una de ellas era curarlas, sobre todo la partes mas magras, como lo es en este caso el Solomillo.

Una buena curación, hace que el producto pueda consumirse mas allá de lo que puede hacerse en fresco y por supuesto te da pie a darle diferentes toques en el adobo que se utilice. Paso a contaros como hago yo el solomillo de cerdo curado, que también puede aplicarse al lomo. Os puedo asegurar que es una delicia y hacer uno de vez en cuando para ir....picoteando no esta nada pero que nada mal.


Ingredientes:
1 solomillo de cerdo de aprox. 500 gr
270 gr de sal gorda (de Salinas de Oro)
350 gr. de azúcar blanca

Para el adobo:
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de pimenton agri dulce
1 cucharada de orégano seco
1 cucharada de romero seco
1 cucharada de tomillo seco
3 o 4 vueltas de molinillo de pimienta negra

Primero limpiaremos el solomillo de toda posible grasita o pielecita que pueda tener.
En un bol mezclamos el azúcar y la sal y colocamos parte de esta mezcla en una fuente. Encima el solomillo y cubriremos con el resto de la mezcla. Esto lo dejaremos así durante 48 horas en el frigorífico. Enseguida notareis que va sacando un liquido denso, eso es que va "secando" la carne y eliminando jugo, así que es buena señal.

Pasados los dos dias, sacaremos el solomillo, lo pasamos por agua para limpiarlo bien y eliminar el azúcar y sal y lo secaremos.

Posteriormente en un bol mezclaremos todas las especias del adobo junto con el chorrito de aove. Colocamos en una tabla el solomillo y con la mano vamos restregando y apretando bien las especias por todo los lados del solomillo. Una vez bien embadurnado, lo envolvemos con papel de cocina, lo atamos con unas gomas para que no se destape y lo ponemos encima de una bandeja y al frigo otro ves, durante 5 días mínimo.

Depende de si lo queréis mas curado o no, yo suelo dejarlo después un par de días mas pero ya fuera de la nevera, en una fresquera que tengo a temperatura ambiente para embutidos y así termina de "secarse" pero a los 5 días tiene el corte que podéis ver en la foto.

Nosotros solemos consumir la mitad asi y la otra mitad algo mas curadito, así a gustos de todo y si es que dura.....jajaja..
Como picoteo, para una cena informar, para un bocata, para ponerlo luego en tacos con pasta o para lo que se os ocurra podéis utilizarlo.


6 comentarios:

Gloria Aleix dijo...

Helena es fantástica la receta, me ha encantado, así que me la llevo! Acompañado de un vino es un acompañamiento perfecto! Besitos!
Glo de COCINAR CON AMIGOS

Silvia T. Clarasó dijo...

hola!! que rico, me encantaria ahora unos trocitos, están geniales, besos

Adita Donaire dijo...

Esta receta me recuerda al tasajo, que hacían en mi pueblo, te ha quedado estupenda, besos

HELENA dijo...

Gracias Gloria, me alegra que te guste....ya me contaras si la pones en practica.

Saludetes

HELENA dijo...

Hola Adita, no habia oido hablar nunca del "tasajo" y tras ponerlo tu ya he investigado y ciertamente puede recordartelo...por cierto que los tasajos tienen que estar tambien riquisimos.

Saludetes

HELENA dijo...

Ains Silvia, si pudiera te mandaba unos trocitos...pero bueno siempre puedes preparar uno y saborearlo enteroooooo..jajaj

Saludetes