domingo, 21 de enero de 2018

QUICHE DE COLIFLOR Y PAPADA DE CERDO

Hay algo mas socorrido que una quiché? Creo que admite todo tipo de ingredientes y puedes tomarla tanto caliente, como templada o fría, también en función del tiempo que haga o de que la rellenemos.
En esta ocasión y estando en invierno vamos a aprovechar lo que la huerta nos da en esta época como lo es la coliflor.
Y aquí os voy a dar un truco que a mi me funciona fantásticamente para evitar ese olor tan fuerte a la hora de cocerla. Tan sencillo como incluir en la cocción una manzana, si si, enterita, ya veréis como no notáis ya ese olor y ademas la manzana se cocerá a la vez que la coliflor y no tomara sabor de esta por lo que ademas ya tenemos apañado hasta el postre. 



Ingredientes
1 paquete de masa brisa
coliflor cocida
Pimienta negra
3 huevos
200 ml de nata liquida para cocinar
Sal
Queso rallado emmental
1 Paquete de papada loncheada de cerdo Pio Negro Maskarada (*)

Colocaremos la pasta de masa brisa en un molde bajo y desmoldable. Conservaremos el papel que viene con la pasta para forrar el molde asi que es tan sencillo como desenrollar la masa con su papel y pasarla al molde.
Pinchamos con la ayuda de un tenedor la mas en varias zonas, eso facilitara que se cocine bien en el horno.

En un bol mezclamos los huevos con la nata, una pizca de sal y un toque de pimienta negra recién molida.

Vamos colocando la coliflor sobre la masa. Si son trozos muy grandes los partimos para que no se eleven tanto y quede todo mas homogéneo.
Colocamos también trocitos de la papada. Ya veréis como la grasita de esta papada tan deliciosa le da un toque especial a la quiche.

Añadimos la mezcla de huevo y nata batido por todo la masa cubriendo bien los ingredientes y espolvoreamos con el queso rallado.

Metemos al horno (siempre precalentado previamente) a 180º durante 25/30 min.

Sacamos del horno, dejamos reposar 5 min y desmoldamos. La colocamos en una fuente de servir y ya estara lista para degustar.

Buen provecho.

(*) La papada Maskarada se elabora del Cerdo Pio Negro, autóctono de la zona de Pais Vasco y Navarra, es un cerdo con alta cantidad de grasa y su característica es que su color es rosado y los cuartos traseros y orejas de color negro.
Si queréis conocer mas pinchar en el enlace de la explotación que hay de este animal en Lecumberri (Navarra) un lugar que os aconsejo visitar y como no ir a degustar sus deliciosos productos.

lunes, 30 de octubre de 2017

ESPIRALES CON PASTA DE SPECULOOS

Me encantan las galletas de speculoos (si la verdad que el nombrecito se las trae) son esas galletitas pequeñas muy crujientes que suelen poner en muchas cafeterías acompañando el cafe. 
Su sabor dulce con toque de canela me encanta. Pero cuando descubrí la pasta ya me pareció lo mas. Un tostada untada con esta pasta .mmmmmm mejor no pensarlo....comer y listo.
Pero una manera de utilizarla también es con el versátil hojaldre. No hay nada que este mal con hojaldre y esta mezcla os garantizo que os va chiflar.


Ingredientes
1 lamina de hojaldre
pasta de speculoos

Tan sencillo en su elaboración como extender la lamina de hojaldre y sobre ella, como si fuera una tostada, untar una cantidad no muy excesiva de pasta de speculoos.
Dobláis por la mitad quedando un rectángulo mas alargado que ancho.

Ese rectángulo lo cortáis por la mitad y de cada trozo vais haciendo tiras de 1,5 cm aprox. 
Retorcéis un poco a modo de espiral y le dais forma de caracol, como veis en la foto.

Se mete al horno precalentado a 180º durante 20 min. aprox.

Dejáis enfriar y listos para disfrutar.


miércoles, 30 de agosto de 2017

BIZCOCHO DE HARINA DE MAIZ

La harina de maiz a mi particularmente me gusta mucho, la asocio a recetas antiguas de tradición, a los talos, a los tortos, a esos panes con migas apretadas y de color muy vivo.
Creo que para hacer bizcochos también es deliciosa y le da un toque muy diferente, el propio color de la harina junto con el de la yema de los huevos camperos que utilizo siempre le dan ese colorcito tan atractivo y atrayente.
Aquí os enseño una de las versiones, pero vosotros podéis hacerlo solo o con nueces y manzana como hice yo o con lo que mas os apetezca, experimentar en la cocina es algo muy gratificante.

Ah y recordar algo, no es con maicena, es harina de maíz de grano molido.


Ingredientes:
Harina de maíz
3 huevos
1 yogur de manzana (con trocitos)
Azucar
Aceite de oliva virgen extra (elegir la variedad que mas os guste)
1 sobre de levadura en polvo (15 gr)
Nueces (opcional)
Azúcar glass

Batimos los huevos. Añadimos el yogur y removemos el conjunto, para que todo quede bien unido.
incluimos 2 medidas del yogur de azúcar (no muy llenas), incluso podes añadir solo 1 y 1/2 en vez de 2 si os parece mucha cantidad.
Volvemos a remover e incluimos el aceite, yo he usado picual (es de las mas fuertes de sabor, pero en casa nos gusta mucho y luego en el conjunto del bizcocho queda riquisimo) pero vosotros podéis poner el que querais aunque os aconsejo un virgen extra.
Seguimos removiendo y añadimos la harina, serán 2 medidas y media del yogur y la levadura.
Mezclamos bien bien hasta que veamos que queda una crema ligera. Incluimos las nueces y reservamos.
Precalentamos el horno a 180 grados (calor arriba y abajo - sin aire). Engrasamos un molde y añadimos la masa.
Metemos al horno una vez caliente, durante 30 min. aprox. Dependerá un poco el tamaño del molde. Si lo hacéis así en grande y redondo como yo se hace en ese tiempo, pero si usáis uno mas algo y estrecho tener cuidado la zona del centro que puede tardar mas en hacerse.

Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glass. Listo para disfrutar.


jueves, 27 de julio de 2017

GALLETAS DE VAINILLA Y CACAO

Galletas, esa palabra que nos tele transporta a algo dulce, crujiente, en definitiva a un momento rico rico.
Esta receta es muy muy sencilla y apenas lleva tiempo de horno, así que aunque tengamos un día un poco caluroso, se hacen en un "ti ta" como se dice por aquí.
Tomar buena nota....y no dejéis de hacerlas.


Ingredientes:
1 huevo grande
100 ml de aceite de oliva virgen extra (variedad arbequina)
1 chorrito de vainilla liquida
100 gr. de azúcar glass
1 cucharada colmada de cacao en polvo (Pedro Mayo)
1/2 sobre de levadura royal
270 gr. de harina

En un bol ponemos el huevo, y lo mezclamos con el aceite y la vainilla liquida. He elegido esa variedad de aceite porque es de sabor suave.
Añadimos el azúcar glass (antes comprobar que no tenga grumos) seguimos removiendo con unas varillas, añadimos el cacao, la levadura y por ultimo la harina poco a poco.
Llegara un momento en que la masa ya se va compactando y es mas difícil mezclar con las varillas, así que o bien pasáis a mezclarlo con las manos o una paleta.
Cuando tengamos la masa ya bien formada (no se debe pegar en las manos) la reservamos en el bol

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º. 
Forramos una bandeja de horno con papel especial para ello y vamos colocando bolitas un poco aplastadas de masa, dejando un poco de separación, ya que en el horno se harán mas grandes.

Podéis darles formas con un corta pastas, pero yo en esta ocasión lo he querido hacer mas "rustico" y las hice como os he indicado. Después con la ayuda de un tenedor y una vez en la bandeja las he aplastado un poco mas, quedando esas hendiduras que veis.

Metemos al horno 8 min (justos). Sacamos y con la ayuda de una espátula dejamos enfriar sobre una bandeja. Veréis en este momento que aun están algo blandas, esa es la textura perfecta, porque cuando enfríen terminaran de endurecerse un poco y quedan perfectas.

Espero que las disfrutéis.