jueves, 16 de octubre de 2014

GUINDILLAS EN VINAGRE


Si hay una cosa que me pirria, son las guindillas y si son picantes mucho mas, bueno lo confieso soy adicta al picante, me encanta probarlos todos, asi me ha pasado alguna vez, que madreeee mia, pero creo sinceramente que tengo un "aguante" especial al picante, así que no me tumba cualquiera..jajaja.
Ya esta terminando su temporada, pero aun tenemos un montón, en casa nos gusta mucho consumirlas frititas con aove y un poco de sal...mmm que ricas.
Un amigo de mis padres que tiene un huerto cien mil veces mas grande que el mio planta unas guindillas estupendas y como sabe de mi afición, el otro día me regalo un montón, así que en vista de que en unos días los platos de cuchara comenzaran hacer su aparición en casa, nada como preparar una guindillas en vinagre para acompañarlos. Los cocidos con guindillas es lo mejor no creéis?.

Embotar guindillas es muy muy fácil, con buena materia prima y luego tener la paciencia de esperar los meses reglamentarios para que se "cocinen" pues suficiente.

Ingredientes:
Guindillas frescas
Vinagre de vino blanco
Agua
Sal
Tarros para embotar.

Lavaremos muy bien las guindillas y las secaremos.
Llenamos un cuarto del bote (que esten bien limpios) de vinagre de vino blanco, añadimos una cucharadita de sal y rellenamos de agua hasta la mitad aprox. Cerramos y agitamos para que todo se mezcle muy bien.
Abrimos el bote y vamos colocando de la mejor manera posible las guindillas. Algunas tienen puntas mas dobladas asi que con cuidado de que no se rompan vamos llenando el bote hasta ver que ya no cabe ninguna mas.
Si hiciera falta algo mas de liquido lo rellenamos con agua, pero si habeis llenado de liquido hasta la mitad, no os hara falta. 
La proporción del vinagre y el agua es de 50 x 50.
Cerramos el bote y listo. Seguimos asi hasta terminar todas las guindillas.
Los guardais en un despensa o mueble que no le de el calor ni luz directa y esperáis aprox. 2 meses. Asi el vinagre ira actuando para que queden en su punto.



Con las que tienen una forma ya muy rara o algún trozo no esta bien lo que suelo hacer es trocearlas, (eliminando la parte que no vale) mezclarlas con alguna guindilla roja y unos trozos de cebolla, en este caso de cebolla morada de mi huerto. 
Rellenar el bote con la misma proporción de agua, vinagre y la cucharadita de sal. Igual que se hace con las enteras. 
Estas podéis utilizarlas igual que las otras para acompañar un cocido, de picote mezcladas con unas aceitunas y zanahorias...o como queráis. Hay un sinfin de posibilidades.


martes, 7 de octubre de 2014

TOSTA DE HONGOS Y PIQUILLOS

Este fin de semana pasado ha estado lleno de color, el sábado se celebro la Exaltación del Pimiento del Piquillo de Lodosa y el domingo el día del hongo en Elgorriaga, en este ultimo además me nombraron Cofrade de Honor de la Cofradia del hongo y la seta de Navarra, así que os podéis imaginar que ha sido un finde lleno de emociones, pero eso ya os lo contare en mi blog gastroandanzas.

Ante tan ilustres ingredientes, ambos de Navarra, una se rinde y no puede mas que hacerles un homenaje fusionando ambos. Así que aunque sencilla, esta tosta hará las delicias de quien la pruebe.



Ingredientes:
Pan con pimientos del piquillo
Hongos (boletus edulis)
Pimientos del piquillo asados
2 o 3 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Cortaremos unas buenas rebanadas de pan elaborado con pimiento del piquillo (si no lo encontráis podéis hacerlo con pan de leña, hogaza o el que tengáis rico rico).
En una sartén ponemos un chorrito de aove y doramos las rebanadas de pan. Reservamos.
En esa misma sartén incluimos aceite y doramos los dientes de ajo cortados muy menuditos. Cuando empiecen a coger color, añadiremos los hongos que previamente habremos limpiado y cortado.

Los hongos no debéis lavarlos, sino limpiarlos con un trapo húmedo para eliminar la tierra y hojitas que puedan tener y con ayuda de un cuchillo pelar un poco el tronco. Troceáis y listo.

Dejamos hacer los hongos un poco y añadimos los pimientos del piquillo partidos en trocitos. Suelo hacer tiras y de ahí cuadradros. Añadimos un poco de sal.

Cuando veamos que ya están hechos, colocamos montoncitos en cada una de las tostas y emplatamos. Por ultimo espolvoreamos un poco de pimiento de espelette en polvo, esto le dará un toque picante. Si no queréis o no tenéis podéis servirlos tal cual.


martes, 30 de septiembre de 2014

PASTEL DE VERDURAS

Este pastel es una forma fácil de comer verduras, sobre todo para los mas peques de la casa o los mas "protestones". Un plato rico y que puede servir tanto para una comida como para una cena, incluso muy fácil de llevar al campo o a la playa.
Si que recomiendo que utiliceis verdura de temporada, el sabor es importante y verduras que no sean muy blandas para que la consistencia del pastel sea la idónea.


Ingredientes:
500 gr de verdura limpia
2 o 3 dientes de ajo
4 huevos camperos
500 ml de nata liquida para cocinar
100 gr. de queso poco curado (o quesitos)
Aceite de oliva virgen extra
Pan rallado
Sal
Pimienta negra recién molida

En esta ocasión he utilizado acelga, alubia verde (judías) y zanahoria. Bien limpias y cortadas en trocitos las ponemos a cocer.
Llenamos una cazuela de agua, añadimos una cucharada de sal y cuando rompa a hervir, añadimos las verduras. Dejamos que se hagan hasta que comprobemos que están tiernas. Escurrimos y reservamos.
En un bol batimos los huevos, añadimos la nata y volvemos a batir, incluimos el queso cortado en taquitos, un poco de sal y un poco de pimienta negra, mezclamos y reservamos.
En una sartén con un chorrito de aceite, doramos los dientes de ajo laminados en trocitos pequeños. Añadimos las verduras cocidas y rehogamos todo el conjunto durante 5 o 10 min.
Dejamos reposar para que se enfríe un poco y lo añadimos a la mezcla de huevos y nata (dejamos enfriar un poco para evitar que el huevo empiece a cuajarse con el contacto de las verduras excesivamente calientes).
Mezclamos todo bien.
Engrasamos un molde de horno con aceite y lo cubrimos con pan rallado por todas las paredes. Incluimos la mas y horneamos a 180º durante 30 min. (calor arriba y abajo evitando el aire del horno).
Pasado este tiempo lo pinchamos para ver que por dentro esta completamente cuajado, si es así lo sacamos y dejamos templar. Ya estará listo para comer.

También podéis hacerlo en moldes individuales y servirlos acompañados de alguna salsa de piquillos o pimientos al ajillo.


lunes, 22 de septiembre de 2014

TZATZIKI GRIEGO

La huerta en estas fechas, aun esta en pleno esplendor, calabacines, calabazas, variedades de pimientos, guindilla, tomates, pepinos...y un largo etcétera...
Hoy preparamos una salsa para picotear o para poner de entrante de lo mas fácil y deliciosa. El tzatziki es una "salsa" cremosa a base de yogur y pepino como ingredientes principales típica de Grecia.


Ingredientes:
1 pepino (hermosito)
1 pepino baby (para decorar).
480 gr. de yogur griego (4 yogures)
Sal
Aceite de oliva virgen extra
2 o 3 dientes de ajo
Zumo de medio limón
Pimienta negra (recién molida)
Eneldo seco.

Lavamos y pelamos el pepino grande (el otro baby como os indico es para decorar así que de momento solo lavarlo y reservar).
Rallamos el pepino grade y lo dejamos escurrir en un colador. Presionamos con la mano o con la ayuda de una cuchara para eliminar todo el agua que tenga. Esta operación es importante, ya que si no se escurre bien el liquido que suelta podría llegar a cortarnos después la salsa con el yogur.

En un bol ponemos el yogur, añadimos un poco de sal, un chorrito de aove (aceite de oliva virgen extra, la variedad que mas os guste, yo suelo usar aquí o arbequina o koroneiki) y los dientes de ajo machacados con el prensa ajos.
Removemos y añadimos el pepino rallado y un toque de pimienta negra recién molida. Volvemos a mezclar para que quede bien unido todo y lo dejamos reposar en la nevera, tapado durante 30 min.
Ya esta listo para consumir.

Podéis ponerlo en un bol y acompañarlo de panes de pita, tostadas, etc para comerlo picoteando o como hice yo en esta ocasión rellenando unas tartaletas y decorándolas con rodajitas de pepino baby y un poquito de eneldo seco.