domingo, 8 de marzo de 2015

TARTA CON FRESONES Y BARQUILLOS

A pesar de lo "espectacular" que pueda parecer esta tarta, es muy sencilla de hacer, lo que mas llama la atención es su decoración con los barquillos y fresones.

Como siempre suelo deciros, luego vosotros podéis hacerla a vuestro gusto y poniéndole el ingrediente que mas os guste o apetezca. Yo no he podido resistirme a estos enormes fresones.


Ingredientes para el bizcocho:
3 huevos
2 tazas de azúcar
2 tazas de leche
2 tazas de aceite de oliva virgen extra (recomiendo que sea de una variedad suave)
6 tazas de harina
2 papeletas de gaseosa

Para el relleno:
150 gr. de queso de untar (tipo philadelphia)
75 gr. de azúcar glass
2 o 3 fresones grandes

Para decorar:
Fresones
Barquillos
Mermelada de frambuesas
Queso de untar

Cuando las medidas van en tazas os consejo que no utilicéis una muy grande, como máximo las de café con leche. Y que los huevos sean hermositos. Yo uso camperos siempre ademas de sanos el bizcocho queda con un color fantástico.

Lo primero sera hacer el bizcocho. Para ello ponemos en un bol todos los ingredientes y los batimos con la batidora hasta que la masa no tenga ningún grumo.
Engrasamos un molde y la metemos en el hornos a 180º durante 50 min. aprox. 
Pinchar con una varilla metálica, si sale limpia es que ya esta listo. Sacarlo y dejarlo enfriar antes de desmoldarlo.
El bizcocho si queréis podéis hacerlo de un día para otro, así se os enfría perfectamente y se conserva bien.
Lo siguiente sera hacer el relleno, para ello mezclamos en un bol el queso fresco con el azúcar glass. Si usamos una varilla nos sera mas fácil. Troceamos 2 o 3 fresones en trocitos pequeñitos y los incluimos a la mezcla.
Ahora toca montarla. En los ingredientes de la decoración no pongo cantidades ya que depende un poco de como os quede de tamaño según el molde que uséis.

Lo primero sera desmoldar el bizcocho e igualar un poco  los bordes para que queden bien rectos, esto facilitara que los barquillos queden rectos también.
Si hace falta cortaremos un poco de la capa de arriba del bizcocho para igualarlo también. Os recomiendo que la parte de abajo sea la de arriba a la hora de montarla, vamos que le deis la vuelta literalmente al bizcocho..jajaj...
Lo cortamos por la mitad y lo rellenamos con la mezcla que hicimos de queso, azúcar y fresones. Que no sobresalga de los bordes.
Ponéis la otra capa y embadurnáis los bordes con queso, solo un poco lo justo para que los barquillos se peguen bien.
Y ahora viene lo divertido, a colocar toooooooodos los barquillos. El mas importante es el ultimo ya que si lo apretáis mucho puede que se os descoloquen y si queda flojo que se note separación, así que tenéis que ir calculando mas o menos. 
Ahora con una cinta de papel o de tela rodeáis la tarta y le hacéis un bonito lazo.

Solo nos queda untar con cuidado la superficie con mermelada. Mejor con una cuchara ir poniendo y estirando hasta el borde.
Quitamos a los fresones las hojas y un poquito del centro y las lavamos bien. 
Por ultimo solo queda colocarlas como veis en la foto y listo.

Buen provecho


viernes, 27 de febrero de 2015

LABNEH CASERO CON NUECES

El labneh es un queso que se elabora a partir de yogur. Es una receta muy típica de oriente medio y sobre todo se suele acompañar con finas hierbas y aceite. 
Se hace a modo de entrante o picoteo, es untable y junto con unas tostas o pan de pita, hacen un comienzo fantástico.
A mi me gusta ir variando en el ingrediente con el que lo acompaño, en esta ocasión nueces, pero podéis hacerlo con otros frutos secos, o con salmón ahumado, romero, orégano...lo que mas os guste.

Su elaboracion es muy sencilla, solo hace falta "esperar" el tiempo a que se haga... os enseño como.


Ingredientes:
3 yogures griegos
1 cucharadita de sal
Nueces picadas

Para su elaboración también necesitaremos estos utensilios:
1 paño de algodón limpio
1 goma elástica
1 colador
1 cazuela o envase alto

Pondremos en un bol los 3 yogures griegos (me gusta usar este tipo de yogur porque es mas cremoso, pero podéis hacerlos con yogures normales o desnatados, eso si, naturales, sin sabor ni azúcar)
Añadimos la cucharita de sal y mezclamos bien hasta que veamos que la sal se ha unido perfectamente.
Pasamos la mezcla al paño de algodón y con cuidado lo cerramos a modo de saquito y lo unimos con la goma elástica.
Lo ponemos encima del colador y este a su vez encima de una cazuela, para que quede suspendido. 
También podéis cruzar dos palos de brocheta y atar el saquito a ellos para que quede suspendido en el recipiente alto, de modo que el suero que se vaya desprendiendo caiga al fondo y no toque el saquito.
Debéis dejarlo así al menos 24 horas, para que se elimine todo el suero. Mejor conservarlo en la nevera, pero sino en un sitio fresco que no de calor.
Una vez ha pasado el tiempo, abrimos el saquito. Comprobaremos que el yogur ha quedado mas solido y en el fondo de la cazuela queda todo el suero.


Ahora ya solo nos queda picar unas nueces y mezclarlas en con el queso en un bol. Lo pasamos a un recipiente donde queramos conservarlo y ya tenemos listo nuestro queso.
Podéis hacerlo en forma de bola también o incluso bolitas individuales que podéis pasar por orégano, o pimentón...ahí ya tenéis que dejar que vuestra imaginación vuele...seguro que os queda riquisimo.

Yo en esta ocasión lo voy a disfrutar con nueces y untado sobre unas finas tostas de pan.





martes, 17 de febrero de 2015

TIRAMISU CON SOBAO PASIEGO

Si hay un "dulce" que me encanta es el Sobao Pasiego, así que aprovechando que recientemente he estado por Cantabria y me he traído unos cuantos he querido darle un toque diferente al Tiramisu, ya sabéis lo que me gusta "fusionar" regiones o países.

En este caso ademas estaba como loca por estrenar mis nuevas tazas de "C´up Your Choice On Top" diseñadas por Ana Hernando. Os recomiendo que entréis en su web y veáis esas maravillas con todos sus complementos. Ah y si queréis comprarlas y en el pedido indicáis que las habéis conocido por mi blog, ella os enviara una sorpresita de regalo.


Ingredientes:
Sobaos pasiegos
4 huevos
5 cucharadas de azúcar
2 cafés
1/2 copita de ron havana club 7 añejo
Cacao en polvo
400 gr. de queso mascarpone

Lo primero que haremos sera cortar los sobaos por la mitad (como un bocadillo) si queréis presentarlo como yo en estas tazas para hacerlos individuales os tendréis que ayudar de un corta pastas circular del mismo tamaño para que así os encaje. Sino en una fuente cuadrada o rectacgular para hacer uno grande.
Mezclamos el café que hemos preparado con antelación (sin azúcar) y lo hemos dejado templar con la media copita de ron. Reservamos
Separamos las claras de las yemas. En un bol mezclamos las yemas con 4 cucharadas de azúcar, incluimos el queso mascarpone y mezclamos de nuevo hasta que se incorpore todo bien.
En un recipiente (que os aconsejo enfríes en el frigo) montamos las claras con una cucharada de azúcar. Mejor empezar a montar e incorporar el azúcar cuando ya hayan subido algo y después terminados de montar.
Añadimos las claras montadas a la mezcla anterior y las incorporamos con cuidado y movimientos envolventes. Reservamos.

Comenzamos a montar el tiramisu. Si son individuales o uno grande lo primero es poner una de las mitades de los sobaos en el fondo.
Con la ayuda de una cuchara añadimos un poco de la mezcla de café y ron por encima del sobao para que se empape. 
Incluimos una cucharada de la mezcla de queso en el caso de los individuales y si hacéis uno grande cubrís toda la superficie.
Espolvoreamos un poco de cacao en polvo y cubrimos con cuidado con la otra mitad de los sobaos y procedemos de igual manera. Terminando con cacao también.
Tapamos con film transparente y dejamos enfriar en el frigorífico por lo menos 12 horas para que quede todo uniforme. Lo mejor es de un día para otro.

Cuando vayamos a consumirlo podemos decorarlo como mas nos guste, en esta caso yo les puse una frambuesa en medio y una mariposa de sobao...solo tenéis que dejar libre vuestra imaginación.




jueves, 12 de febrero de 2015

COOKIES DE QUINOA

Vamos con unas cookies de esas que tanto nos gusta para una meriendita o para un toque dulce de par de mañana, pero en esta ocasión con un toque diferente, ya que las haremos con quinoa y salvado de avena. El resultado seguro que os sorprende .....de bueno.


Ingredientes:
1 taza de quinoa cocida (en seco sera medio vasito)
50 gr. aprox. de mantequilla derretida
1 taza de salvado de avena
2 cucharadas de miel ecologica "multi flores"
1 huevo
1 pizca de sal
1 chorrito de vainilla liquida
50 gr. de chocolate a la taza en trozo (Pedro Mayo)

Lo primero sera cocer la quinoa, para ello hay que lavarla primero y poner el doble de cantidad de agua que de quinoa en un cazo. Llevar a ebullición. Tapar y dejar cocer 10 min a fuego bajo. Pasado ese tiempo retiramos del fuego y sin destapar la dejamos reposar 5 min.
Mientras en un bol mezclamos el resto de ingredientes, a excepción del chocolate.
Añadimos la quinoa y dejamos reposar todo el conjunto 5 min.
Partiremos a cuchillo el chocolate para que nos queden trozos irregulares. Reservamos.
Cubrimos una bandeja de horno con papel de horno y vamos poniendo montoncitos de la masa con la ayuda de una cuchara. Aplastamos un poco. No las pongáis muy juntas, aunque no aumentan mucho es mejor que no queden pegadas.
Colocamos ahora trocitos de chocolate por encima de las cookies y las metemos al horno que previamente hemos calentado a 190º durante 20 min.
Sacamos y con cuidado las ponemos sobre una rejilla para que enfríen. Estarán un poquito blandas pero endurecerán un poco mas cuando enfríen.
Una vez bien frías ya las podéis consumir.